Préstamos bancarios más caros y mayores requisitos asfixian a las pymes

Según la más reciente Encuesta sobre el Acceso de las Pymes a la Financiación Ajena, que realizan las Cámaras de Comercio, un alarmante 66 por ciento de las pymes que solicitaron préstamos bancarios durante los primeros tres meses de 2012 aseguran que las exigencias para concederlos son mayores cada vez. Igualmente, la Encuesta arroja que el 16,3 por ciento de las empresas que solicitaron préstamos bancarios obtuvieron una negativa por parte de los Bancos y Cajas de Ahorro (casi un punto por encima que el trimestre anterior).

La carencia de liquidez para operar ha hecho que el sector empresarial se debilite, tanto que desde 2008 y hasta enero de 2011 han quebrado, en España, 177.336 empresas (dato de ESADE).

Según los afectados, las entidades financieras han subido tanto el listón de requisitos que a la mayoría de las pymes le es imposible cumplir con éstos.

Por otra parte, la Encuesta arroja que el 72,3 por ciento de las pymes señala que los intereses para los préstamos bancarios para empresas han ascendido durante estos últimos tres meses, además acusan el repunte en los costes asociados como son los gastos y comisiones.

Otro requisito añadido es la solicitud de garantías y avales. Los resultados de la Encuesta indican que casi a un 60 por ciento de las empresas se les ha solicitado una garantía personal y el 21,5 por ciento de los encuestados señalan que los préstamos personales nuevos concedidos por la banca tradicional son menos que el trimestre anterior.

La Encuesta también ilustra el problema de la morosidad y al respecto, se afirma que el 69,3 por ciento de las pequeñas y medianas empresas asegura los pagos de sus clientes registran un retraso de 5 meses, un lapso mayor al de marzo de 2011.

En otro contexto, las pymes que proveen de bienes y servicios a entes de la administración pública, el 79 por ciento de éstas, manifestaron que su problema más grave ha sido la morosidad de los Ayuntamientos (62,8 por ciento), de las CCAA (33,7 por ciento) y de la administración central (17,4 por ciento).

Debido al hermetismo de los Bancos y Cajas a conceder préstamos bancarios, las pymes han recurrido a las líneas de crédito del Instituto de Crédito Oficial, ICO. Sin embargo, esta alternativa tampoco ha resuelto el problema de iliquidez del sector.

El 41,5 por ciento de éstas ha recurrido a los créditos del ICO pero 3 de cada 10 vieron sus solicitudes rechazadas y un 19,3 por ciento de las empresas que obtuvieron financiación lo hicieron en un importe menor al solicitado.

Como otras opciones a los préstamos bancarios las pymes han echado mano de otros recursos para aliviar su situación. Durante el primer trimestre de este año han usado el factoring (12 por ciento), el confirming (18 por ciento) y en menor porcentaje ha recurrido a otras herramientas, entre las cuales destaca el capital de riesgo como el más frecuente con un 0,8 por ciento.

Did you enjoy this post? Why not leave a comment below and continue the conversation, or subscribe to my feed and get articles like this delivered automatically to your feed reader.

Comments

No comments yet.

Leave a comment

(required)

(required)